Registro

Sigue el blog por Email
Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.







 

 

KOL NIDRE

Max Brunch

Por Laia Bárber

 

            Yom Kippur es la festividad judía del Día de la Expiación o el Perdón; se considera uno de los días más solemnes del año.  Los servicios de oración de Yom Kippur comienzan con la oración conocida como “Kol Nidre” (en arameo “todos los votos”) que debe ser recitada antes de la puesta del sol. Se trata de un abrogamiento público basado en el mandato bíblico que obliga al pueblo judío a cumplir con toda promesa hecha a Dios. Esta oración, que no absuelve las promesas hechas al hombre, se introdujo en la edad media a la liturgia pese a la oposición de ciertas autoridades rabínicas.

Música

La melodía tradicional judía ha atraído la atención de compositores en los últimos siglos. Existen innumerables arreglos para voz, piano, órgano, violín y cello. Uno de los arreglos es el de Max Bruch, compositor alemán del romanticismo. Compuesta en 1881, la Opus 47, cuyo título original es Adagio sobre Melodías Hebreas se ha convertido en una pieza fundamental para cualquier cellista. El Kol Nidre, también escrito Nidrei, tiene dos versiones: una para cello y piano y la otra para cello y orquesta.

A lo largo de la historia, perseguidores del pueblo judío utilizaron esta oración en su contra. En 1240, Rabí Yejiel de París intentó refutar el desafío hecho por el obispo Nicolás Dunin en presencia del Rey Luis IX y la Reina Madre Blanca de Castilla, venciendo al demostrar –citando pruebas del Talmud- que la oración del Kol Nidre no absuelve a un judío de guardar la promesa hecha al prójimo. En 1656, Manase Ben Israel tuvo una experiencia similar en sus negociaciones con Cromwell en Inglaterra.

Una melodía en crescendo, entonada por el cantor (jazán) recita: “Todos los votos, obligaciones, juramentos y anatemas, ... que nos atan desde este Yom Kipur hasta el siguiente (cuya feliz llegada esperamos) quedan anulados. Quiera Dios redimir, absolver, perdonar, anular e invalidar y dejar sin efecto esos votos, que no nos aten ni tengan poder sobre nosotros, los votos no serán eficaces ni obigatorios, ni las promesas o juramentos”. A continuación, el oficiante y la congregación pronuncian juntos: “Y será perdonada toda la congregación de los hijos de Israel, y el extranjero que vive en medio de ellos, viendo que todo el pueblo estaba en la ignorancia”.

Iniciarse con el Kol Nidre Op. 47 de Max Bruch con Jacquline Du Pré al cello y Daniel Barenboim al piano, acompañados por la Orquesta Filarmónica de Israel, es la recomendación musical de este bimestre.

Cuando un legado espiritual y de relevancia histórica se materializa en una plegaria musical, hay que escucharla y hacerla patrimonio personal.

Link en www.youtube.com

 

Línea de

Comentario:



Comentario:



Historial de comentarios: Kol Nidre
Nombre: Fecha: Comentario:
Martha Heredia Rubio 28/01/2013 Gracias por darme a conocer esta bella pieza. El coqueteo equilibrado entré el piano y el chelo es justo, esos matices que logran en el discurso melódico lo atrapan a uno llevándolo al estadio del gozo, y su despedida que delicada
Alicia Helguera Brito 07/09/2012 En la vida solo hay un lado bueno y ese es el lado bueno, no puede haber nada más precioso que una música como esta, es una maravilla para el oído se transporta uno al cielo.

 

Laia Bárber, Todos los Derechos Reservados © México 2015.