Registro

Sigue el blog por Email
Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.







El Abanico de Seda
De Lisa See

Por Laia Bárber
Versión reeditada

 

     El Abanico de Seda es la cuarta novela de la escritora sinoamericana Lisa See y la segunda recomendación literaria del Ciclo de la Caverna. El escenario, aislado y vedado a los hombres, es “la habitación de arriba” en una localidad rural apartada en la China Imperial a finales del siglo XIX. Al centro de una sociedad confuciana, Lirio Blanco narra la historia de su vida en busca de la honorabilidad que le permita salir del exilio a que fue condenada desde la infancia. El fenómeno a través del cual se contiene a la mujer, no es nuevo ni distinto en los móviles que lo originaron, sí en cambio, en los matices a los que en occidente estamos familiarizados.

     El ingenio que causa el impulso creativo para expresarse y resistir el asilamiento a través del lenguaje y del arte, además de fascinante enaltece la esencia femenina.

El abanico de Seda 

      A partir de los seis años se confina a las niñas a dicha habitación donde hermanas, hijas, tías, madres, abuelas y amigas se reúnen a aprenderlo todo sobre “su mundo interior”. Se les sustrae de la vida pública, no acuden a la escuela ni vuelven a recorrer las calles de sus pueblos natales hasta que van a pasar las primeras noches a casa del esposo, con quien no vivirán definitivamente hasta que nazc   a su primer hijo. Este exilio del mundo se inicia con el vendado de pies, dos años de un suplicio físico tan agresivo que algunas niñas mueren en el proceso. La presión que ejercen las vendas y las caminatas a que las obligan aun en el diminuto espacio, rompen los huesos de los dedos para que las puntas se unan al talón, salvo el dedo gordo que al caminar servirá de único apoyo. Los lotos dorados ideales, no deben exceder de siete centímetros, deben se estrechos, rectos, puntiagudos y arqueados. Estas cualidades estéticas son indispensables para que las jóvenes contraigan matrimonio con un hombre de igual o superior estatus.

     A lo largo de sus vidas, guiadas por la casamentera, las mujeres forman vínculos con otras mujeres que cumplen objetivos delimitados por obligaciones y derechos. Se hacen hermanas de juramento, comadres, concubinas, falsas nueras y laotongs. Este último vínculo, el de laotong, deberá durar toda la vida entre las hijas de dos familias de nivel social distinto. Las fórmulas que las agrupan durante los “años de hijas, de cabello recogido (solteras), de arroz y sal (casadas) y finalmente, para los años de recogimiento”(viudas) están delineadas por usos y costumbres milenarios. El fin es sentarse en círculo a cantar, bordar, narrar y acompañarse en su cautiverio.

     Lirio Blanco nos trasporta a un mundo en el que cada paso dado por las mujeres responde a una tradición que entre honrar y obedecer da poco espacio a la libertad. Pese a la represión y contención que sufre la esencia intuitiva y creativa, las mujeres encuentran un camino a través del nu shu, una escritura fonética inventada por las mujeres y oculta a los hombres “… para que las mujeres de nuestra tierra mantengan los lazos que las unen a sus familias”. No es casual que al deformarles los pies y coartarles la facultad básica para avanzar, desplazarse y alcanzar objetivos, las mujeres de lotos dorados diseñaran un lenguaje etéreo, secreto y bello.

     Tanto los ritos como las fiestas celebrados en la “habitación de arriba”, que restringe en muchos sentidos como “el cuarto de Jack” en Room o como “la caverna” en la metáfora de Platón (la Fiesta de la Brisa, el Día de la Pena y las Preocupaciones, el rito de Sentarse y Cantar, el rito de Bromear y Chillar en la Cámara Nupcial, el rito de la Elección de Pretendiente) conmemoran anhelos universales de la mujer de ayer y hoy.

Nu Shu

 

El abanico de Seda
Lisa Lee
Letras de bolsillo
2005


 

Comentario

Comentario:



Comentario:



Historial de comentarios: El abanico de Seda
Nombre: Fecha: Comentario:

 

Laia Bárber, Todos los Derechos Reservados © México 2015.