Registro

Sigue el blog por Email
Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.







 

 

 

 

Ave Verum Corpus, Motete en re mayor, K-618 para coro, cuerdas y órgano
Wolfgang Amadeus Mozart

Por Laia Bárber

 

 

 

     

     “Cuando en nuestra parroquia de Traunstein, en los días de fiesta, tocaban una misa de Mozart, a mí, que era un niño pequeño del campo, me parecía como si estuvieran abiertos los cielos. En el presbiterio se formaban columnas de incienso en las que se quebraba la luz del sol; en el altar tenía lugar la celebración sagrada. Desde el coro resonaba una música que sólo podía venir del cielo, una música en la que se nos revelaba el júbilo de los ángeles por la belleza de Dios. Algo de esa belleza estaba entre nosotros”. El agnóstico deberá reconocer la nostalgia que provoca una experiencia mística como la narrada por Benedicto XVI, Joseph Aloisius Ratzinger.

Ave Verum Corpus

     La música posee un derecho de tránsito directo al alma, para no estropear el libre paso, acompañaré la recomendación musical del bimestre XIX: el Motete en re mayor K-618, para coro, cuerdas y órgano de detalles que no se interpongan.


Mozart Ave Verum Corpus por Leonard Bernstein


     En tiempos de Mozart, Viena era parte del arzobispado de Salzburgo y como parte del Sacro Imperio Romano Germánico fue una ciudad profundamente católica. El Concilio de Trento incorporó a la teología católica la transubstanciación, un dogma de fe sobre la transformación del pan en el cuerpo de Jesucristo, y la del vino, en su sangre. Para celebrar en el calendario católico la fiesta de Corpus Chiristi, el Ave Verum Corpus se integró a la liturgia como himno eucarístico.
El motete es una composición fundamental de la música polifónica para ser cantada; puede ser sacra o profana. Elgar y Gounod también compusieron un Ave Verum Corpus. Lizst incluyó el de Mozart en el segundo movimiento de la Evocation à la Chapelle Sixtine, que Tchaikovsky incorporó a su Suite Orquestal Mozartiana no. 4. En junio de 1971, seis meses antes de morir, Mozart terminó en tan solo 48 horas el Motete en re mayor K-618 para su amigo el choirmaster Anton Stoll de Baden, donde su esposa convalecía de alguna enfermedad estando embarazada de su sexto hijo. Ese mismo año, Mozart escribió La flauta mágica y el Réquiem que dejó inconcluso, murió en diciembre a los 36 años.

     Leonard Bernstein mantuvo en sus últimos años una estrecha relación con la Filarmónica de Viena con la que grabó para Deutsche Grammophon un extenso programa de obras de Mozart. Bajo el tamiz de la batuta del director estadounidense, el Ave Verum Corpus de Mozart es a la muerte, la salvación y la comunión el justo motivo de la meditación a que aspira el himno.

Línea de tiempo

 

Comentario:



Comentario:


 

  Historial de comentarios: Ave Verum Corpus, Motete en re mayor, K-618 para coro, cuerdas y órgano
Fecha: Comentario:
   
   
   
   

 

Laia Bárber, Todos los Derechos Reservados © México 2016, (Bimestre Mayo-Junio 2016).