Registro

Sigue el blog por Email
Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.







 

 

 

Canción de tumba
Julián Herbert
Por Laia Bárber

             Si logramos alejarnos de nuestros parajes comunes para permitir que la ficción nos asfixie, Canción de tumba es la horca. No hay en ella nada que no sea inherente a nuestra sórdida especie. Es un diván que se impone Julián Herbert cuando su madre es diagnosticada con leucemia y desde su internamiento en el hospital hace un repaso de su vida.

Canción de tumba

La libertad que unos cuantos alcanzan al narrar y otros estamos limitados solo para escuchar es en esta obra un ensayo sobre el dolor al que el miedo se sobrepone: “Lo que intento por supuesto es reflexionar morbosamente, no transcribir el dolor”. Como las improvisaciones a los temas de una sinfonía, las alucinaciones a las reflexiones existenciales del autor dirigen el lamento de un réquiem a la madre con frialdad y distancia descomunales. Libre de atavismos y rico en una voz melódica, Canción de tumba es un relato poético en boca del hijo que nos distrae con la vida de su madre, una prostituta que en busca de amantes y prostíbulos erra por el México de los años 70 para pertrecharse a sí mismo.

Acreedora al Premio Jaén de Novela XXVII es un desafío a la bancarrota propia, la bancarrota del acorazado masculino, “y mi cárcel y mi encíclica son una y la misma pulsación”. Sin otra estructura que la del desahuciado, la novela se erige inconexa para confrontar fantasmas en una gran metáfora. Desde una madre que pierde su batalla contra su sangre insurrecta y gana desde el amor del hijo el duelo con la vida, es nuestra sociedad maltrecha y abusada “cuyo único imperio ha sido asimilar toda clase de golpes”, la verdadera prostituta.

De prosa lúcida, “de ritmo a despecho”, estridente, cultivada y llorona Canción de tumba es para los mexicanos el detonante que el luto nacional precisa, “Límite limbo como un túnel, celestes como un precipicio tarahumara, crocantes como un campo de alfalfa sobre el que los durmientes zapatean”.

Canción de tumba
Auto-ficción
Julián Herbert
Literatura Mondadori
2008

 

 

Comentario:



Comentario:


Historial de comentarios: Canción de tumba
Nombre: Fecha: Comentario:
     

 

Laia Bárber, Todos los Derechos Reservados © México 2014, (Bimestre Junio-Juliol 2014).