Registro

Sigue el blog por Email
Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.







 

 

Cristalizar el Agua
Por Laia Bárber

     El agua de manantial y la que brota de ojos de agua contiene un valor biológico que pocas veces tenemos a nuestro alcance. El agua embotellada está muerta energéticamente y desestructurada. En estado natural el agua, llamada corriente, se beneficia de luz solar, de oxígeno y energía, además de los minerales que enriquecen el manto por el que pasa. Estas cualidades le dan una estructura óptima a nivel molecular. Como cualquier objeto, el agua absorbe por resonancia las frecuencias de materiales con los que entra en contacto, a este fenómeno se le llama memoria. En su libro “Los mensajes del agua” Masaru Emoto expone la sensibilidad del agua a elementos positivos y negativos plasmándola en fotografías sorprendentes.

Cristalizar el Agua

La recomendación de este bimestre consiste en transmitir al agua que bebemos vibraciones energéticas del cuarzo. A este simple proceso se llama cristalizar el agua para vitalizarla aportándole propiedades armónicas.

El cuarzo es un mineral que ha jugado un papel fundamental en las ceremonias y ritos de muchos pueblos antigüos. Los chinos la llaman “piedra viva”. Se utilizaba como amuleto y se le atribuyó propiedades curativas y energetizantes. El cuarzo se encuentra en cada rincón de nuestro planeta en forma pura y en rocas. Para la gemoterapia el cuarzo es portador de una fuerza energética inigualable. Por sus propiedades conductoras, la electrónica utiliza el cuarzo en la maquinaria de relojes, en aparatos electrónicos y en baterías.

El primer paso es evitar en la medida de lo posible el agua embotellada. El segundo es contar con un filtro que produzca turbulencia, que oxigene el agua, que favorezca la ionización magnética, que energice el agua, filtre impurezas y la mineralice. En el depósito de nuestros filtros y en nuestras jarras de cristal o cerámica podemos sumergir los cuarzos cuyas propiedades permiten trasmitir, trasmutar y almacenar energías tanto electrónicas como de la naturaleza sutil. Podemos utilizar la amatista, el cuarzo blanco y el rosa.

Saciar la sed y eliminar toxinas aun cuando el agua haya sido cristalizada, no tendrá valor si el ánimo que nos impulsa es un nudo de pensamientos y emociones tóxicas. Beber claridad llenará nuestros pozos de agua pura.

 

Comentario:



Comentario:



Historial de comentarios: Cristalizar el agua
Nombre: Fecha: Comentario:
     

 

Laia Bárber, Todos los Derechos Reservados © México 2015.