Registro

Sigue el blog por Email
Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.







 

 

El Hombre que amaba a los perros
Leonardo Padura
Por Laia Bárber

      La recomendación del tercer bimestre es la novela de Leonardo Padura El hombre que amaba a los perros. Es una obra extensa que profundiza en temas complejos como son el exilio, el adoctrinamiento y el miedo. Esta sugerencia nos mantiene en la línea del ciclo de la novela histórica de las emisiones anteriores, pero nos aleja de la auto-ficción de que fueron ejemplo las novelas de Binet y Soler. Iván es uno de los protagonistas, como Padura, es cubano, lo que no deja de ser interesante porque además de la nacionalidad comparten la herida infligida a su gente durante la crisis de los años sesenta y setenta que se extendió hasta los noventa. Sin embargo, Padura no utiliza ni su nombre ni su identidad autoral para sumarse al reparto, característica fundamental del género de auto-ficción.
El Hombre que amaba a los perros

El hombre … es la historia de dos hombres a quienes el odio de Stalin persigue sin piedad, Trotzki y Ramón Mercader, su asesino. Los cambios y estigmas en las conciencias nacionales que tergiversaron las fronteras y frentes durante el siglo XX vieron ahogarse en pocas décadas las causas por las que lucharon. El choque hoy legendario entre dos fuerzas ideológicas descomunales provocó un genocidio universal. Los personajes de Padura son cepa del terroire volátil donde germinaron engendros siameses de víctimas y victimarios. El retrato que Padura hace de la URSS como la capital del comunismo a la que se reverencia por un lado, y por otro, se teme, es de rigor y minucia, en cualquier sentido, escalofriante.  Las naciones que reciben a Trotski en su exilio y a su asesino durante su adoctrinamiento y cautiverio, constituyen el escenario que condenó a millones de personas al desarraigo y la persecución. La España dividida por franquistas y republicanos; el México trotskista vs él comunista y la Cuba de ideales socialistas, famélica y castrada erigen el imaginario de los horrores del siglo XX.

Padura apunta especialmente al exilio y al adoctrinamiento, crímenes de lesa humanidad que al día de hoy no se contemplan en la lista de mandamientos o crímenes de guerra. El derecho a resistir la expatriación, así como preservar la inviolabilidad de la mente no son todavía derechos inherentes al hombre. Para entender el alcance de las cicatrices que tales armas infligen al enemigo, leer las 780 páginas de la novela da dimensión al pasado que el autor retrata. Sin la extensión carecería de la profundidad para ahondar en la nostalgia del exilio de Trotski; asi como de la posibilidad para observar con cautela a la madre que abusa a su propio hijo tanto como los tentáculos de un régimen del terror auspiciado por el odio de Stalin?

El hombre… fue galardonada con el Premio de la Crítica en Cuba 2011; en 2012 con los premios Prix Initiales; y en diciembre del 2013, con el Premio Nacional de Literatura de Cuba. La prosa es pulcra y cuidada, tanto como sufrida el alma de quienes fueron arrastrados por un momento histórico a exacerbar los más bajos instintos. Entre más alejados estemos del momento histórico más nos sorprenderán las subsecuentes relecturas, que si además, han sido aderezadas por la ficción, privilegian el arte. Los vítores en este caso van por Padura y su concepción histórico-literaria de un siglo humano, demasiado humano.

 

El hombre que amaba a los perros
Leonardo Padura
Tusquets
2009

 

 

Comentario:



Comentario:



Historial de comentarios: El Hombre que amaba a los perros
Nombre: Fecha: Comentario:
Rocío Arocha 30/12/2012
Gracias otra vez. Me lo regalaste y lo devoré. Coincido en que el exilio, el adoctrinamiento y el miedo son algunas de las tantas torturas que los humanos, en nuestra ignorancia, hemos inventado. La denuncia es el camino. Por eso, felicidades.
   

 

 

Laia Bárber, Todos los Derechos Reservados © México 2015.