Registro

Sigue el blog por Email
Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.








Giraffe
J M Ledgard

Por Laia Bárber
Versión revisada

 

            Como corresponsal para el Economist en Europa Central, J M Ledgard, periodista escocés, leyó por casualidad la noticia en un periódico checo sobre la primera filmación del nacimiento de una jirafa. El artículo aseguraba que la grabación desapareció de los archivos de la televisora estatal después de que la policía secreta eliminara a todas las jirafas del zoológico. Tiempo después, en un pub de Bohemia, un antiguo policía secreto confirmó a Ledgard la noticia y le aseguró que la matanza seguía siendo secreto de estado. Mientras en Afganistán Ledgard se afanaba en vano tras la pista de Osama bin Laden, comenzó a escribir su primera novela: Giraffe. “Deseaba descifrar los hechos, pero más aún los sentimientos”, declaró en una entrevista realizada por Penguin Group. “Busqué a los involucrados, a los encargados del zoológico, veterinarios, carniceros, disidentes y especialistas en guerra-biológica”.  

El día que Nietzche lloró

     Giraffe es la historia de un experimento realizado por el estado totalitario que en 1975 terminó en tragedia cuando la manada más grande de jirafas en cautiverio fue exterminada en la República Socialista de Checoslovaquia por órdenes del politburó. La captura y transportación desde África, así como la intensión de criar una subespecie a la que llamaría Camelopardallis Bohémica fue una utopía del ideal socialista, en cuyo ideario prevalecía la ambición de producir en masa lo que fuera,“…our socialist mind is good for breeding” (Giraffe).

     El “momento comunista”, como lo llaman los protagonistas, sirve a Ledgard para profundizar en el ánimo de una nación que conmueve desde el sufrimiento. Cuando el exterminio de animales que pesan entre 800 y 1600 kg presenta dificultades al personal del zoológico, la logística de la “Solución Final” subyace entre otros funestos genocidios del pasado. El autor se sirve del fenómeno del sonambulismo de Amina, una joven obrera, para elaborar la parálisis de la gente. Consciente de la pandemia, explica que su país lo habitan “sleepwalkers by day, who drink by night only as a lesser form of sleepwalking”. Emil, protagonista de la elegía, es especialista en hemodinámica, una rama de la física dedicada al estudio del flujo sanguíneo en animales verticales. Siendo el ojo de la jirafa el más grande en el reino animal, Ledgard intiye que “…a giraffe sees the present before any other animal.” Snĕhurca, la jirafa líder de la manada, narra su propio nacimiento en África lo que añade al texto un tono fabular. El nombre de Snĕhurca que en checo quiere decir Blanca Nieves, impone al lector la búsqueda de los siete enanos. Tanto por el carácter pastoril, “I step off the beanstalk onto the land, which is made of clouds – is a cloudscape, not a landscape”; como por el fantástico, Giraffe posee una fuerza lírica tan bella como macabra: “Blood is not open to the sky, it’s journey is a hidden flow, is without light…”.

Giraffe es una gema rara entre metáforas lúcidas; es puntual en la denuncia de un sistema totalitario y profunda en la contemplación de una búsqueda espiritual.  “The communist moment does not demand that I love it, or be awake to it. It asks only that I do not question it”, sentencia Amina.

In memoriam M H Thatcher

 

 

 

 

Comentario:



Comentario:



Historial de comentarios: Giraffe
Nombre: Fecha: Comentario:
     

 

Laia Bárber, Todos los Derechos Reservados © México 2016.