Registro

Sigue el blog por Email
Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.







Infiel

Ayaan Hirsi Ali

Por Laia Bárber

 

     Cuando el resultado es afortunado las memorias son un camino al espíritu del protagonista. Idealmente, la administración de recursos complementa este género con tamices propios de la novela de formación (Bildungsroman). A diferencia de las biografías, las memorias se ocupan de un período de tiempo determinado; y se escriben con distancia de los hechos, también idealmente, con el intelecto y el corazón fríos.

Todo cuanto amé

Para deleite y asombro, Infiel de Ayaan Hirsi Ali es la recomendación del bimestre XVI en el Blog Caprichos de Autor. En primera persona, es Ayaan quien cronológicamente, narra treinta y seis años de su vida. Pese y en gran medida a su religión y condición de mujer aborda con lupa su transición de niña sumisa a ferviente practicante del islam y de apóstata a miembro del parlamento holandés.

En el 2004, un musulmán marroquí danés de segunda generación, después de disparar y degollar al cineasta holandés Theo van Gogh, clavó a su pecho una carta dirigida a Ayaan en la que declaró la jihad contra Occidente y la condenó a muerte. Ayaan escribió el guion de su cortometraje Sumisión I sobre cinco historias de mujeres musulmanas víctimas del maltrato en nombre de Alá. Este episodio es la introducción a las memorias de Ayaan Hirsi Ali escritas tres años después del asesinato.


La prosa es limpia y muy precisa; su objetivo es desmenuzar el lado oscuro del islam para ojos occidentales. Los hechos dan cuenta en tono periodístico, aún desde percepciones subjetivas, del sufrimiento que causa la opresión. La religión, específicamente la forma en que se vive y entiende el islam en el norte de África, construye la historia singular de una niña que lo desafiará todo. Al adoctrinamiento que sostiene la fe y la fidelidad al estrecho código dictado por Mahoma en el siglo VII, Ayaan lo  llama: mental cage, estado que describe con la formalidad de un tratado de antropología social.

Nacida en Somalia en 1969, a consecuencia del encarcelamiento y exilio del padre (opositor del dictador somalí apoyado por la Unión Soviética), Ayaan vive en Arabia Saudita,  Etiopía y Kenia. Sometida a situaciones de extrema violencia tanto física (golpizas de la madre, mutilación genital femenina) como síquica (condenas al infierno, desprecio de Alá y del clan) desarrolla una capacidad analítica sorprendente para extraerse de la vorágine de experiencias a cuyo filo crece y sobrevive. La adversidad blinda el espíritu de una mujer indomable.


Su infancia transcurrió bajo la autoridad de su abuela nómada entre memorizar los nombres de los ancestros de su padre ocho siglos para atrás y en absorber la vida que se congeló como ella misma dice en la Era de Hierro, en la que una “mujer equivalía a un trozo de grasa de borrego abandonada al sol y presa fácil de cualquier cosa que pudiera alimentarse de ella”.  En la adolescencia, tuvo su etapa de fervor religioso, inspirada por una evangelista carismática; compró una versión del Corán en inglés para poder estudiarlo a fondo y usaba la hidjab. A los veintidós llegó a Ámsterdam gracias a un matrimonio arreglado por su padre. La descripción que hace de Alemania y Holanda y de los atentados a las Torres Gemelas, llevan la historia a nivel ejemplar.

 

“Creo que fueron las novelas las que me salvaron de la sumisión”, asegura gracias a que en Kenia que fue colonia inglesa, en la escuela leyó todo tipo de novelas e intuyó que el alma es libre. Reservo los detalles de esta fascinante historia para no estropear su lectura. Las memorias de Ayaan son la patética suma de horrores a que el islam, como el catolicismo y el judaísmo medievales –en su momento-, somete a sus mujeres y niños. Los islamistas perpetúan la violencia desde la maquila de legiones al pie de una teología sostenida en un inhumano canibalismo mental y espiritual. El miedo que una generación impone a la siguiente en un eterno retorno, aniquila lo femenino  y hiere tanto a la víctima como al victimario.

 

Infiel
Ayaan Hirsi Ali
2007
Free Press
Género: Memorias

 

 

Comentario:



Comentario:



Historial de comentarios: Infiel
Nombre: Fecha: Comentario:
     

 

Laia Bárber, Todos los Derechos Reservados © México 2015, (Bimestre Julio-Agosto 2015).