Registro

Sigue el blog por Email
Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.







Memoria por correspondencia

Emma Reyes

Por Laia Bárber

 

     Memoria por correspondencia de la pintora Emma Reyes (1919-2003) es la recomendación literaria del bimestre XVII, fue Premio al Mejor Libro de Autor Colombiano en el 2012 y la única obra narrativa de su autora. En ella se han reunido 23 cartas que escribió a su amigo Germán de Arciniegas, escritor y político también colombiano al que conoció en París. En el prólogo se nos advierte que estamos ante “alguien que ha sabido pasar el sentido trágico de la vida por el tamiz adecuado para transformarlo en el regocijo trágico de la prosa”. Efectivamente, tras una infancia de horror, durante los años 50, Emma Reyes pasó un período en México en el estudio de Diego Rivera y en los 60 estuvo en Italia e Israel, sin embargo, fue en Francia donde hizo su carrera y reconstruyó su vida.

Todo cuanto amé

 


Cada carta recoge una época en la vida de la autora. Sin pretensiones literarias, el formato epistolar es un derroche de inocencia infantil, sal-pimentado del oficio nato de una fabuladora excepcional. El contenido está plagado de adversidades y de experiencias singulares y verídicas que en sí mismas valen oro. Sin embargo, el mayor tesoro de este testimonio radica en el tono de la narración que los ojos de la niña y de la adolescente confieren a la voz de Emma/adulto. Sin ápice de autocompasión, transmite sus emociones sin juicio, no por sabiduría, sino por pragmatismo, pues la niña cree que lo vive es lo que hay. La sensibilidad de la niña para apreciar la belleza donde nadie más puede verla, revela anticipadamente la vena de la artista que amortigua con humor los tragos amargos que la embisten.

“Si me preguntas cuál fue el primer amor de mi vida, tengo que confesarte que fue sor María. Era un amor rarísimo, era como si fuera mi mamá, mi papá, mi hermano, mis hermanos y mi novio. Ella reunía para mí todos los tipos de amor y todos los matices de la ternura”.

No hay nada superfluo en el texto, desde las primeras páginas la autora transporta al lector a la escalofriante experiencia en las décadas de los años veinte y treinta de una niña de cuatro años: que no conoció a sus padres [“…otro día me preguntó si yo tenía papá y mamá, yo le pregunté que qué era eso y me dijo que él tampoco sabía”]; que durante los primeros años de vida fue, junto a su hermana Helena y dos niños pequeños más, malcriada y mal alimentada [“…en esos medios uno no nace sabiendo lo que quiere decir hambre, frío y muerte”]; que fue abandonada en un convento en Bogotá [“…en el mundo, para el mundo, viene del mundo, todo lo que pasaba en el convento no pasaba en el mundo…No. Todo era en el mundo, menos nosotras…”]; y que fue analfabeta hasta los 18 años [“Y no me regañes, porque si tú crees que basta tener las ideas, yo te digo que si uno no sabe cómo escribirlas para que sean comprensibles es igual que si uno no tuviera ideas.”].

 

Arciniega recibió la última carta 20 años después de la primera, tras su muerte, su familia negoció con Emma Reyes las condiciones de la publicación de las memorias que harían memorable su templanza y bravura ante la orfandad. No todos los huérfanos renuncian a un abrigo.

 


Memoria por Correspondencia
Emma Reyes
Laguna de Libros. Colombia,
Editorial Libros del Asteroide. España, 2012
Género: Memorias
Gandhi: $180
Kindle: $114

 

 

Comentario:



Comentario:



Historial de comentarios: Memoria por Correspondencia
Nombre: Fecha: Comentario:
     

 

Laia Bárber, Todos los Derechos Reservados © México 2015, (Bimestre Nov-Dic 2015).