Registro

Sigue el blog por Email
Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.







 

 

Mindhunter
Serie original de Netflix

Laia Bárber
 

 

     

Para mantenernos en esta emisión cerca de las excentricidades del ego, la recomendación de la sección de cine de este bimestre XXIV es la serie de Netflix: Mindhunter.

Mindhunter

     Advertencia: quienes no deseen dedicar su tiempo libre a este adictivo y alevoso entretenimiento, sepan que la primera temporada costa de diez episodios que Netfllix contempla extender a cinco.

 

      Mindhunter es la adaptación de Joe Penhall del libro The FBI’S Crime Unit en la que curiosamente se respetaron los nombres de los criminales, pero no los de los agentes del FBI que la inspiraron. David Fincher -uno de los directores estrella de House of Cards, nominado al Oscar por El curioso caso de Benjamin Button y un referente del cine psicológico por Fight Club –es el productor ejecutivo y director del primer y último episodio.

 

      El argumento es bastante simple. Durante los años 70, a un agente especial dedicado a la enseñanza de la negociación con rehenes, Holden Ford, se le ocurre en sus recorridos por los Estados Unidos en compañía de un agente senior, entrevistar a algunos de los criminales más perturbados del bestiario estadounidense. Su intención es descifrar, a partir de su testimonio, las declinaciones de la psique criminal. En el libro, toda esta arenga psicológica conducida por los agentes instintivamente, devengará en la creación de la Unidad de Ciencias del Comportamiento del FBI.

     La serie es un tributo visual y musical a los años 70, así como a una época en la que los hechos y el arte tomaban su tiempo en construirse. Es muy reconfortante no tener que soportar al prototipo tóxico de héroe dominante al norte de nuestra frontera: superdotado en inteligencia, de constitución helénica y soberbio hasta la médula.

 

      El agente Ford –interpretado por Jonathan Groff- es el joven idealista y revolucionario en cuyas intuiciones confía su pareja el agente Bill Tench, al tiempo que guía sus inéditos palos de ciego al interior de una institución burocrática limitada por el puritanismo lingüístico y el anacronismo teórico. Para implementar una metodología de campo, Anna Torv, en su interpretación de una psicóloga y socióloga, entra en escena ataviada del software frígido de una computadora humana.

 

      El valor de la primera temporada radica en la mesura de escenas de acción vertiginosas y deslumbrantes, así como en la ausencia de horripilantes e hiperrealistas escenas del crimen. Lo cual no significa que no se nos bombardeé con ejemplos de violencia abominable, si no, más bien, que los filtros de la época operan con coherencia. La recomendación consiste en saborear los diálogos, especialmente durante la conducción de las entrevistas. Los argumentos hacen eco a una interminable lista de emociones de la que solo cito algunas que empiezan con la letra “a”: abandono, abuso, afecto, agravio, amargura, amor, ansiedad, alegría, apego, etc.

 

     Los puntos de giro los marcan las entrevistas que detonan la evolución de los protagonistas. El puñado de interrogatorios a carismáticos criminales se convierte en el marcapasos de la serie. Mindhunter es una serie actual y oportuna que apunta a la desintegración de una sociedad y un estado antagónicos. El intercambio de ideas es la materia prima con que se construye esta elocuente serie a la que no hace falta acercarse con paciencia, sino más bien con confianza.


 

Mindhunter, serie de Netflix

2017
Basada en el libro de Mark Olshaker y John E. Douglas
Dirigida por David Fincher

Guión de Joe Penhall


 

Comentario:



Comentario:



Historial de comentarios: Mindhunter
Fecha: Comentario:
   
   

 

Laia Bárber, Todos los Derechos Reservados © México 2017 (Diciembre 2017- Enero 2018).