Registro

Sigue el blog por Email
Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.







 

 

 

OM
Por Laia Bárber

 

     El sonido es un fenómeno vibratorio que transmite energía en forma de ondas. Estas ondas vibran en distintas frecuencias. Las ondas gamma son las de más alta frecuencia, producen mayor grado de alerta y estrés; entre  8 a 15 Hz, las alfa generan un estado de relajación consciente que favorece la sensibilidad y la intuición; las ondas theta se producen generalmente en la primera fase del sueño y en estados avanzados de meditación. Entre 0,2 y 5 Hz, las ondas delta se registran en estados profundos de sueño, en estados hipnóticos y en estado de coma. El oído transforma estas vibraciones en impulsos eléctricos. El que nuestro organismo esté constituido en un 70% de agua, lo hace un medio idóneo para propagar el sonido audible tanto como el no audible; igualmente, al estar compuesto por átomos, sus campos son un infinito espectro de frecuencias físicas, mentales, emocionales y espirituales vulnerables a vibraciones y resonancia, lo que nos hace un instrumento sensible y complejo tañido por el universo.

OM

Ciertas vibraciones ocasionan en el organismo sensaciones de incomodidad que alteran funciones del organismo, por eso la recomendación de este bimestre es la exposición, cuando sea posible, a sonidos restructuradores. La música es un ejemplo de cómo el sonido evade nuestros filtros racionales para establecer contacto con los sentimientos y emociones a un nivel muy profundo de la memoria.

Existe un legado ancestral relativo al sonido que a través de las culturas antiguas ha llegado a nuestros días con fines distintos, ya sea para comunicarnos, celebrar rituales e incluso para sanarnos a través de mantras, plegarias y canciones de cuna. En esta emisión queremos compartir el efecto de la palabra hindú OM, considerada el sonido primordial del universo del que emergen todos los sonidos. La sola fonación de la sílaba sagrada con la adecuada intención creará una resonancia revitalizadora. Escucharla en momentos de nerviosismo, desesperanza o insomnio inducirá a un estado de conciencia que además de permitir el contacto interior conciliará la calma.  

OM

 

 

 

Comentario:



Comentario:


OM
Fecha: Comentario:
04/09/2014
Muy interesante articulo. Y gracias por el link al Om. Me enacantó.
12/09/2016
Muy interesante
   
   

 

Laia Bárber, Todos los Derechos Reservados © México 2014, (Bimestre Septiembre-Octubre 2014).