Registro

Sigue el blog por Email
Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.







 

 

 

Desintoxicación
Por Laia Bárber

 

     Nuestro cuerpo como cada uno de sus órganos, su estructura ósea, extremidades y sentidos sensoriales son efecto de nuestras facultades. Por ello, si nos decidimos por algún detox es fundamental disponernos a depurar desde nuestra sustancia sutil. El ayuno tiene su fundamento sicológico como mecanismo de autocontrol y como herramienta para alcanzar mayores estados de consciencia. Ingerir como eliminar son procesos que realizamos desde nuestra emocionalidad y condicionamientos sociales y afectivos.
Para abrir los sentidos al potencial creativo es imperioso hacer espacio. Para aprovechar la paleta completa de colores y liberar la mente, hace falta avocarse a ello en forma integral, vaciar la mente para llenarla de lo preciso. El objetivo de un detox profundo, además de desechar toxinas acumuladas, es reorganizar y revisar hábitos y estados de alerta. Si logramos inhibir nuestras preocupaciones y patrones de pensamiento nocivos, estaremos en posibilidad de hacer consciencia sobre la forma en que debemos abastecernos y extraer energía en forma eficiente.

El aceite de orégano

Ritual de limpieza profunda:

1.- Exfoliar la piel.
La piel es el órgano más grande que tenemos y es la justa medida de nuestras dimensiones, nunca otra muda nos quedará o abrigará mejor, donde nuestra piel acaba, comienza el mundo, su lozanía es efecto de ese cuidado por uno mismo que nos debemos. Especialmente después de sudar, exfoliarla nos libera de toxinas y células muertas, al terminar acaríciala y huméctala con la devoción y agradecimiento que se merece.

2.- Evitar los alimentos procesados, las azúcares refinadas y artificiales. Mantenernos conectados a la naturaleza a través de sus frutos frescos y libres de pesticidas y fertilizantes y fungicidas es ejercer un derecho básico. ¿No pensarás regar tus orquídeas con coca cola light? Busca alimentos de los que puedas extraer fuentes de energía eficientes cuyo origen sea tan orgánico como te sea posible. Duda de lo empaquetado y enlatado, desconfía de lo perfumado, crujiente y brillante. Nunca te arrepentirás de decir: “no gracias, estoy satisfecho”, no comas por cumplir más que contigo mismo. El miedo a comer entre más grande más neurosis provoca. Da a cada bocado su lugar y dimensión, llegar a una mesa en la que no estás solo, hay variedad y trabajo invertido en lo que se te ofrece es de por sí un privilegio, aquilátalo al saborear y masticar. Evita las malas compañías.

3.- Ingiere mucha vitamina C.
Hay elementos que el cuerpo no produce, por eso hay que asolearnos, pasear al aire libre, sumergirnos bajo el agua, cantar y reír. El organismo no produce vitamina C, un antioxidante poderoso para eliminar toxinas. El agua que bebemos ayuda a procesar nuestras experiencias y a drenar emociones nocivas. No mantengas cuentas pendientes, salda tus deudas y mantén tu paz al día.

4.- Consumir fibra.
La fibra ayuda al movimiento intestinal que es una forma de limpiar el organismo, los frijoles, la avena, las almendras y frambuesas contienen mucha fibra. Abastecer la alacena de lo propio es una manera de responsabilizarnos, si no encuentras tiempo para ello, habrá que hacer una revaloración de prioridades. Profundiza en tus emociones, si las evades ni se digieren ni se eliminan, sólo te indigestarán.

5.- Limpia tu entorno.
Haz lugar en tu agenta para ordenar y planear un esquema de propósitos y actividades que se adecúen a tu sed de ti y de bienestar. Las ideas creativas llegan si el terreno es fértil, si es desordenado, tiende a perdernos. El orden mental se traducirá en cajones y estantes donde puedas encontrar lo que necesitas y se abra espacio a posibilidades. Las toxinas abundan en los productos de limpieza del hogar tanto como corporal, hay detergentes, desmanchadores, suavizantes, shampoos, acondicionadores, jabones y desodorantes que están hechos de minerales, semillas y flores.

6.- Duerme suficiente.
Dormir da al cuerpo la oportunidad para reparar y recuperarse de la actividad, es el mejor momento para reconocer que honraste aquello que te hace bien y que dejas ir lo que no te hace falta. Las endorfinas que producen tu esfuerzo, tu capacidad de amar y tu reconocimiento por la vida que te has labrado serán los moduladores efectivos y duraderos contra la adversidad en muchos de sus matices.

¡Un mantel y una flor son paisaje para abrir boca!

 

Comentario:



Comentario:



Historial de comentarios: El aceite de orégano
Nombre: Fecha: Comentario:
Victoria Flores 02/Sept/2013 "Me gustó mucho la información sobre el aceite de orégano . Quisiera saber si se puede preparar en casa o si hay que recurrir a un comercio para adquirirlo".
Respuesta: Es un concentrado que hay que comprar en tiendas naturistas, en el D.F. lo vende Hansa en Monte Líbano, junto a Maque
     
     
     

 

Laia Bárber, Todos los Derechos Reservados © México 2014.