Registro

Sigue el blog por Email
Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.







 

 

El color del paraíso

Majid Majidi

Por Laia Bárber

   

     “Our teacher says that God loves the blind more, because they cannot see. But I told him if it was so, He would not make us blind so that we cannot see him. He answered, God is not visible.”

El color del paraíso

Mohammad es huérfano  de madre, tiene ocho años y estudia en un instituto especial para niños ciegos en Teherán. Al inicio de las vacaciones su padre, lo recoge en el instituto y lo lleva a su aldea natal en las tierras  altas del norte de Irán donde vive con su abuela paterna y sus dos hermanas. El padre es carbonero y no puede aceptar a su hijo ciego, quiere volver a casarse y le preocupa quién se va a  encargar de cuidarlo cuando sea viejo.

La recomendación cinematográfica para el bimestre XV es otra película del iraní Majid Majidi, El color del paraíso.  Inicia con una escena en negro absoluto, se oyen las voces de niños reclamar la propiedad de casets con grabaciones  que un adulto deja tocar unos segundos. El espectador es ciego hasta que empiezan a correr las primeras escenas que presentan a los alumnos. Algunos de ojos nublados o cubiertos de un tejido blancuzco, otros, con los párpados cerrados, los más, como Mohammad, de complexión frágil y  desenvolvimiento torpe. Las escenas en el instituto son el preludio del prejuicio del propio vidente ante la ceguera de niños de apariencia desvalida, se abre un paradigma. El propio Mohammad tiene un ojo cerrado y uno entreabierto que muestra algo de movimiento ocular que acompaña con giros de la cabeza y ademanes de sus extremidades que causan desazón.

Mohammad y su padre Hashem protagonizan el drama de sus miserias a niveles opuestos en la gama emocional. El niño es capaz de maravillarse ante la naturaleza que rodea su hogar y de amar y valorar a sus hermanas y a su abuela. Hashem se vive como la víctima de un mundo hostil en el que Dios lo ha abandonado quitándole a su esposa y enviándole a un hijo ciego al que es incapaz de proteger.
Además de los hallazgos y alcances de la invidencia; la animalidad en muchos de sus matices es un simbolismo recurrente de un poder sobrenatural y de la vulnerabilidad humana, vidente o invidente. El padre trata a Mohammad como a un perro o cabra de monte al que acomoda, siente, encierra y muestra el camino de mala gana, casi como gobierna a su caballo. Incluso, en sus andanzas es solo capaz de escuchar el gemido gutural que alguna bestia produce y que bien podría acechar y librarlo del hijo incómodo. En cambio, Mohammad entabla con los animales que se cruza o logra escuchar, así como con los árboles, rocas y plantas que explora con las yemas de sus manos un diálogo musical al que sus dedos asigna notas. Su oído absoluto le ayuda a ver lo que sus ojos no le permiten. El pájaro que cae del nido y es acechado por un gato, la tortuga que queda atorada entre dos piedras y el mensaje encriptado que el pájaro carpintero parece destinar a Mohammad son el discurso entre sus sentidos súper desarrollados y la sabiduría de la naturaleza.

La abuela que se desplaza con centenaria mesura es el canal a todo lo que hay de bello y bueno en el entorno. Juntos alimentan gallinas, recolectan flores, pasean y palpan el mundo con ojos menguados y corazón abierto. La recomendación de este bimestre es una sucesión de momentos y circunstancias seleccionadas con gran sensibilidad y llevados con arte a la pantalla por Majidi. La naturaleza que es el cielo e infierno hace de horizonte y zenit para el niño que no ve. Las manos de los personajes, como las yemas de los dedos de Mohammad están sedientas de respuestas sobre la apariencia de las cosas y la naturaleza de dios.
El color del paraíso es un adagio de corte pastoral en las praderas de los bosques del caspio iraní, La traducción del título original es mucho más sugerente, El color de Dios. “In my films, declara Majidi, “I am always searching for the purest feelings and most beautiful gifts, such as kindness. In this respect, no other world is more simple, pure and magnificent than a child’s world.”

 

El color del paraíso
Director y Guión: Majid Majidi
1999
De venta en Gandhi
Youtube: El Color del Paraiso Película Iraní completa Subtitulada en español

 

 

 

Comentario:



Comentario:



Historial de comentarios: El color del paraíso
Nombre: Fecha: Comentario:
     
     
     

 

Laia Bárber, Todos los Derechos Reservados © México 2015 (Bimestre Marzo-Abril 2015).